Buscar este blog

lunes, 17 de julio de 2017

NUEVO PORTAL DEL PROYECTO EUROPEO DE INVERSIONES

Con este video queremos presentar el nuevo Portal del Proyecto Europeo de Inversiones - http://ec.europa.eu/eipp. Se trata de una plataforma centralizada en línea para proyectos de la UE e inversores mundiales. Está organizado por la Comisión Europea y forma parte del Plan de Inversiones para Europa, con el objetivo de movilizar inversiones, promover el crecimiento económico y crear puestos de trabajo en toda la UE.


martes, 11 de julio de 2017

Cuerpo Europeo de Solidaridad: empleos y prácticas, en el buen camino

Medio año después de que la Comisión Europea pusiera en marcha el Cuerpo Europeo de Solidaridad, y tras la asignación de los puestos de voluntariado que comenzó en marzo de 2017, se lanzan ahora también miles de empleos y prácticas.
A tal fin, la Comisión apoya dos proyectos encabezados por los servicios públicos de empleo de Italia y de Francia, que ofrecerán un empleo o unas prácticas relacionadas con la solidaridad en otro país de la Unión a hasta 6 000 jóvenes.
Marianne Thyssen, comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, ha declarado: «El objetivo del Cuerpo Europeo de Solidaridad es crear más y mejores oportunidades. Me alegro de que, a partir de hoy, con el lanzamiento de la vertiente profesional, el Cuerpo esté ofreciendo todo su potencial a nuestros jóvenes. En colaboración con los servicios públicos de empleo y nuestros socios locales, ofreceremos a miles de jóvenes una oportunidad concreta para obtener un empleo o unas prácticas en ámbitos relacionados con la solidaridad a lo largo y ancho de Europa. Esto les permitirá desarrollar sus capacidades y mejorar sus futuras perspectivas de trabajo».
Tibor Navracsics, comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, ha dicho: «Estoy encantado de ver crecer el Cuerpo Europeo de Solidaridad. Ahora, la dimensión profesional lo completa. Sabemos que muchos jóvenes europeos están deseando ayudar a los demás, y que esta participación tendrá repercusiones positivas sobre ellos mismos. La participación en el Cuerpo Europeo de Solidaridad resultará una valiosa experiencia para los jóvenes europeos en el inicio de su carrera».
Los dos proyectos encabezados por el servicio público de empleo francés (Pôle emploi) y la agencia nacional italiana para las políticas laborales activas (ANPAL) reúnen a servicios públicos de empleo y organizaciones de diferentes Estados miembros de la Unión, como, por ejemplo, organizaciones empresariales e institutos de formación, para proporcionar ofertas de empleo y de prácticas en ámbitos relacionados con la solidaridad a jóvenes de entre 18 y 30 años. Los candidatos seleccionados podrán participar en una amplia gama de actividades, como la asistencia sanitaria, la integración social, la protección del medio ambiente, la asistencia a los migrantes y los refugiados o la ayuda alimentaria en otro país de la Unión. Los proyectos llegarán hasta los empleadores, garantizarán la selección de los candidatos adecuados para los puestos y proporcionarán a los participantes ayuda financiera y de otros tipos, como, por ejemplo, formación. Los proyectos se financian con más de 14 millones de euros procedentes del Programa de Empleo e Innovación Social.
Calendario y siguientes etapas
Ambos proyectos estarán en funcionamiento hasta marzo de 2019.
Paralelamente, el Cuerpo Europeo de Solidaridad se sigue desarrollando y consolidando. El objetivo es proporcionar 100 000 colocaciones de aquí a finales de 2020.
La experiencia adquirida con los dos nuevos proyectos que se ponen en marcha ayudará a preparar el terreno para el despliegue del Cuerpo Europeo de Solidaridad de aquí a 2020. Los dos proyectos seguirán ayudando a los jóvenes en su búsqueda de colocaciones transfronterizas hasta la primavera de 2019 y colaborarán con otros proyectos relacionados con colocaciones profesionales para el Cuerpo Europeo de Solidaridad.
Antecedentes
En su discurso sobre el estado de la Unión de 2016, Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión, anunció la creación de un Cuerpo Europeo de Solidaridad que ofrecería a los jóvenes de entre 18 y 30 años la oportunidad de participar en una amplia gama de actividades solidarias en toda la Unión.
Desde su lanzamiento el 7 de diciembre de 2016, más de 32 000 jóvenes se han sumado al Cuerpo Europeo de Solidaridad. En marzo de 2017 se inició la búsqueda de correspondencias entre jóvenes y organizaciones; desde entonces, se ha establecido contacto con aproximadamente 11 500 participantes y 460 colocaciones han sido aceptadas. El objetivo es que a finales de 2020 participen en el Cuerpo 100 000 jóvenes.
El 30 de mayo de 2017, la Comisión presentó una propuesta para asentar los cimientos del Cuerpo Europeo de Solidaridad, con un presupuesto de 341,5 millones de euros para los años 2018-2020 y una base jurídica propia. Además, la Comisión propuso ampliar las oportunidades para los jóvenes. Aparte de ofrecer voluntariado, prácticas y empleos, en el futuro el Cuerpo Europeo de Solidaridad también ofrecerá a los participantes la oportunidad de crear sus propios proyectos de solidaridad o de hacer voluntariado en grupo.
Para preparar su propuesta, la Comisión puso en marcha una encuesta en línea abierta y consultas específicas con las partes interesadas, que culminaron en un foro de partes interesadas. Ahora, la propuesta de Reglamento debe ser adoptada por el Parlamento Europeo y el Consejo antes de que pueda entrar en vigor. En su Declaración Conjunta, las instituciones de la UE se comprometieron a hacer realidad esta propuesta antes de que finalice este año

lunes, 10 de julio de 2017

Un nuevo monitor muestra cómo la cultura y la creatividad ayudan a las ciudades a prosperar

La Comisión Europea ha publicado la primera edición del «Monitor de las Ciudades Culturales y Creativas».
Esta nueva herramienta ofrece datos comparables sobre cómo actúan las ciudades europeas a lo largo de nueve dimensiones, que incluyen la cultura y la creatividad, y subraya cómo sus resultados contribuyen al desarrollo social y al crecimiento económico y la creación de empleo de las ciudades.
Desarrollado por el Centro Común de Investigación (CCI), que es el servicio científico interno de la Comisión Europea, el Monitor de las Ciudades Culturales y Creativas ayudará a los responsables de la elaboración de las políticas y a los sectores cultural y creativo a determinar los puntos fuertes y los ámbitos de mejora a nivel local, y a aprender de ciudades comparables. Asimismo, arroja luz sobre la intensa relación entre el dinamismo cultural y diferentes dimensiones de la vida de una ciudad, empezando por su diversidad social y su actividad económica.
Tibor Navracsics, comisario europeo de Educación, Juventud, Deporte y Cultura, y responsable del CCI, ha declarado: «Mi objetivo es situar a la cultura y la creatividad en el corazón de la agenda política europea. En una época de grandes transformaciones sociales y de creciente competencia mundial entre ciudades, debemos mirar más allá de las fuentes tradicionales de crecimiento y bienestar socioeconómico y explorar el papel de la cultura en unas ciudades dinámicas, innovadoras y diversas. El Monitor de las Ciudades Culturales y Creativas pone de relieve las ciudades europeas que han tenido éxito a la hora de encontrar sus propias formas de utilizar el potencial de la cultura y la creatividad para impulsar el desarrollo, la innovación y la creación de empleo, y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Pone pruebas sólidas a disposición de los responsables de la elaboración de las políticas para ayudarles a determinar en qué ámbitos actúan adecuadamente y en cuáles es deseable introducir mejoras.»
El Monitor de las Ciudades Culturales y Creativas es el resultado de un proyecto de investigación que incluye 168 ciudades de 30 países europeos. Está disponible en forma de herramienta interactiva en línea a fin de permitir que los usuarios naveguen por las ciudades seleccionadas, así como de una amplia gama de datos cuantitativos y cualitativos acerca de su actuación.
En particular, muestra que la Ciudad Cultural y Creativa «ideal» en Europa sería una combinación de las ciudades con mejores actuaciones en cada indicador. Esta ciudad ideal tendría los mejores locales e instalaciones culturales de Cork (Irlanda), la participación cultural y el atractivo y los empleos creativos y basados en el conocimiento de París (Francia), la propiedad intelectual y la innovación de Eindhoven (Países Bajos), los nuevos empleos en sectores creativos de Umeå (Suecia), el capital humano y la educación de Lovaina (Bélgica), la apertura, tolerancia y confianza de Glasgow (Reino Unido), las conexiones locales e internacionales de Utrecht (Países Bajos) y la calidad de la gobernanza de Copenhague (Dinamarca). Cinco de estas ocho ciudades tienen menos de 500 000 habitantes (Cork, Eindhoven, Umeå, Lovaina y Utrecht).
Los principales resultados de la investigación incluyen:
  • Ciudades culturales y creativas líderes: en comparación con otras ciudades con una población similar, París, Copenhague, Edimburgo y Eindhoven obtienen mejores resultados que sus homólogas.
  • Cultura, creatividad y prosperidad: la cultura y la creatividad contribuyen a unas tasas de crecimiento económico más elevadas, y son cruciales para las ciudades con bajos ingresos.
  • El tamaño no lo es todo: el tamaño de una ciudad no determina sus resultados en materia de cultura y creatividad, ya que, en promedio, las ciudades pequeñas y medianas obtienen una puntuación relativamente buena en comparación con las de mayor tamaño.
  • Las capitales vuelan alto, pero no son las mejores: incluso si en muchos casos las capitales se encuentran en cabeza, quedan superadas en Austria, Bélgica, Italia, Alemania, Polonia, España, los Países Bajos y el Reino Unido.
Antecedentes
Desde la adopción de la primera «Agenda Europea para la Cultura en un Mundo en vías de Globalización» (2007), la cultura ha ocupado un lugar cada vez más destacado en la elaboración de las políticas de la Unión Europea. Sin embargo, sigue resultado difícil realizar un inventario de los activos culturales y creativos y medir su valor y su impacto de una forma sistemática y comparable en toda Europa, al no existir definiciones o parámetros comunes, especialmente a nivel de las ciudades.
El Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea ha creado el «Monitor de las Ciudades Culturales y Creativas» con el fin de cubrir esta laguna de información. Esta herramienta se ha articulado en torno a tres índices principales, el dinamismo cultural, la economía creativa y el entorno propicio, organizados en nueve dimensiones y medidos a través de veintinueve indicadores que van desde el número de museos y salas de conciertos hasta el empleo en los sectores cultural y creativo, y desde las solicitudes de patentes de TIC hasta el nivel de confianza que tienen entre sí los ciudadanos de una ciudad. Reúne datos procedentes de diferentes de fuentes públicas (como Eurostat y el Eurobarómetro) y datos experimentales (por ejemplo, TripAdvisor).
Se espera que el Monitor se actualice cada dos años a fin de que siga siendo conceptual y estadísticamente sólido entre diferentes países, ciudades y en el tiempo, y que consiga percibir el desarrollo de las ciudades.
Más información

Los principales retos de la futura política agrícola común identificados por la consulta pública




La Comisión presentó el 7 de julio, los resultados de la consulta pública sobre la modernización y la simplificación de la Política Agrícola Común (PAC). El Comisario de Agricultura, Phil Hogan, ha inaugurado la conferencia sobre las enseñanzas de la consulta y ha declarado: «Estamos hoy viviendo otra importante etapa del futuro de la política agrícola común: se trata de una oportunidad para las partes interesadas de contribuir aún más al debate en curso. La respuesta a la consulta pública demuestra el nivel existente de interés por la PAC, política que sigue prestando apoyo a un sector agrícola dinámico, garantizando la producción de alimentos seguros y de alta calidad para 508 millones de ciudadanos europeos e invirtiendo masivamente en las zonas rurales.»
Los ciudadanos europeos consideran que la política agrícola debe seguir gestionándose a escala de la UE y sus principales objetivos deben ser el apoyo a los agricultores y la protección del medio ambiente. Esto es lo que se desprende principalmente de la consulta pública que ha recibido durante tres meses más de 322 000 contribuciones de un amplio abanico de partes interesadas, incluidos los agricultores, ciudadanos a título individual, las ONG y otros interlocutores. Los resultados de la consulta y del análisis basado en trabajos de campo realizado por la Comisión servirán para elaborar una Comunicación que contendrá propuestas legislativas concretas para modernizar y simplificar la PAC. Una nota de prensa, así como las presentaciones de la Conferencia están disponibles en línea. 

jueves, 6 de julio de 2017

El "Brexit" dejará un socavón de 12.000 millones al año en los 27

Si el "Brexit" ha supuesto la mejor vacuna para la autoestima europea, las cosas pueden comenzar a torcerse en cuestión de meses. No será gracias a la estrategia del "divide y vencerás" de Londres, sino a las consecuencias que su marcha va a provocar en las cuentas de la Unión. Un socavón de entre 10.000 y 12.000 millones de euros al año (el 16%) que habrá que solventar de alguna forma. Simple: o se gasta menos (PAC, Erasmus, fondos de cohesión...) o se gasta lo mismo poniendo más dinero. Y aquí, con el bolsillo de las capitales en juego, es cuando se van a producir las grandes fricciones dentro del club. La unidad mostrada hasta ahora ante Londres va a palidecer frente a la guerra fratricida que se va a librar entre los 27.
"Hay que ser realistas. Si se van los británicos faltarán entre 10.000 y 12.000 millones y no podemos hacer como si no pasara nada. Por lo tanto, va a haber que hacer recortes o cambios", recalcó el comisario de Presupuestos, el alemán Günther Oettinger. No ocultó el problema y en un baño de realismos advirtió de que futuros ingresos, ya sean vía aportaciones nacionales o vía nuevos impuestos (medioambientales, financieros...) no servirán para "colmar" el impacto del "Brexit". Dicho de otro modo: que las grandes capitales, los contribuyentes netos al presupuesto, ya le han dicho que no se sumarán a la fiesta en la que siempre acaban brindando potencias como España (en 2015, último ejercicio con datos, salió con un saldo favorable de unos 4.500 millones) o los países del grupo de Visegrado: Polonia, Hungría, Eslovaquia y República Checa.
Bruselas, empujada por Francia, Alemania o Italia, ya ha señalado a estos cuatro como potenciales víctimas de los recortes si no cambian sus dudosas prácticas en asuntos básicos como respetar el Estado de Derecho. "Es una opción", recalcó Oettinger. Pese a todo, la Comisión busca "vestirlo" en positivo y hablar de incentivos para los países "buenos" que acogen a refugiados o hacen reformas. El actual marco financiero cubre 2014-2020 y ronda el billón de euros. Para 2017, por ejemplo, el presupuesto es de 158.000 millones (un 1% del PIB europeo). Nada que ver con lo que sucede en EE UU, como lamenta la Comisión. Si un contribuyente aporta a su Estado 50 de cada 100 euros de su sueldo, las arcas nacionales se llevan 49 y las comunitarias, sólo uno. Por el contrario, al otro lado del charco, el Gobierno federal recibe 30 de esos 50 euros. Bruselas asume en su documento que habrá que tomar "decisiones duras" porque, además del dinero que no llegará desde Reino Unido, los 27 han descrito una serie de prioridades que no son precisamente baratas de financiar, como son la relativas a la inmigración irregular, los refugiados, el control de fronteras externas, de la seguridad, la lucha contra el terrorismo o la cooperación en defensa.

BOLETÍN INFORMATIVO JULIO 2017

Italia pide a España y otros países que acepten desembarcos de migrantes


Italia lanza un SOS a sus socios europeos para que se impliquen en la crisis migratoria. El Gobierno italiano ha pedido a sus vecinos más próximos 'con España a la cabeza' que participen en las/ CIRO FUSCO (AP) Migrantes rescatados el jueves por la patrullera de la Guardia Civil Río Segura esperan su desembarco en Salerno (Italia).

tareas de desembarco de migrantes que llegan a las costas europeas. El objetivo es que las embarcaciones rescatadas en el Mediterráneo que ahora son conducidas a Italia 'casi todas' puedan arribar también a otros puertos. España advierte de que la solución debe ser europea, no bilateral.

Prácticamente nueve de cada diez inmigrantes que han arribado a Europa desde enero tras cruzar el Mediterráneo entran por Italia, en su mayoría procedentes de Libia. Con la disminución drástica de llegadas de refugiados y migrantes a Grecia 'a consecuencia del acuerdo firmado entre la UE y Turquía en 2016', Italia se ha convertido en el principal polo de acogida. De los casi 97.000 migrantes que han arribado a la UE por el Mediterráneo en lo que va de año, 83.650 lo han hecho a las costas italianas, según datos de Naciones Unidas. Casi 9.000 por Grecia (el 9%) y 4.000 por España (el 4%).

Europa carece de una política migratoria común o de mecanismos para compartir la gestión de ese colectivo. Porque el esquema de reparto de refugiados que diseñó Bruselas hace casi dos años para aliviar a Italia y a Grecia, principales puertas de entrada entonces y que se aplica con cuentagotas, solo cubre a los refugiados de libro (esencialmente sirios, eritreos e iraquíes).

Ahora el grueso de quienes arriban a Italia tienen un perfil diferente: son, en buena medida, guineanos, nigerianos o de Costa de Marfil. Huyen de la miseria y de las dificultades en sus países, pero no encajan en la definición de demandantes de asilo (solo un 8% del total proceden de Siria, que lleva seis años en guerra). Así que Italia no puede aspirar a incluirlos en el programa de reparto, que expira el próximo octubre y que apenas ha logrado reubicar un 15% de los 16.000 candidatos que pretendía inicialmente.

Tras varios meses de quejas esporádicas, y coincidiendo con la última semana de junio, en la que 10.000 personas fueron rescatadas en apenas tres días en aguas del Mediterráneo, el primer ministro, Paolo Gentiloni, lanzó un ultimátum para lograr más colaboración de sus socios comunitarios. Bajo la amenaza de no dejar entrar a los barcos que no sean italianos o no participen en los dispositivos de rescate europeos, el líder italiano ha conseguido al menos la movilización política de las instituciones en Bruselas.

Fuentes diplomáticas españolas muestran su solidaridad con Italia, pero acogen la propuesta con escepticismo. 'Repartir los inmigrantes entre los países del sur no es la solución. Debe darse una respuesta europea ante una situación excepcional, como se hizo con la crisis de los refugiados que llegaban a las costas griegas', alegan. Las fuentes consultadas se remitieron a la reunión informal que los ministros de Justicia e Interior de la UE mantendrán el próximo día 7 en Estonia y a la conferencia internacional que el ministro de Exteriores italiano, Angelino Alfano, ha convocado el día 6 en Roma, en la que participarán también la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). El Gobierno de Estonia, que ostenta este semestre la presidencia semestral de la UE, no confía en una solución firme para esa fecha.

La Comisión Europea respalda este llamamiento a los vecinos mediterráneos para que presten asistencia. 'Ni Italia ni Grecia pueden quedarse solas. La Comisión apoyará lo que yo llamaría un esfuerzo heroico para afrontar este desafío. Italia no estará sola', prometió el jueves el presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker. Bruselas desembolsará más dinero en los próximos días a Roma para que haga frente al coste de los desembarcos y de la atención a los migrantes, pero Gentiloni ya no se conforma con ese gesto.

'Si los únicos puertos a los que se encamina a los refugiados son los italianos, esto no funciona. Es el quid de la cuestión', ha señalado el ministro del Interior, Marco Minniti, en una entrevista al diario Il Messaggero.

Barcos de ONG

Las misiones que la UE tiene desplegadas en el Mediterráneo 'Tritón, de vigilancia y salvamento, y Sophia, operación militar que también rescata barcazas cuando es necesario' designan a Italia como puerto de desembarco de esos migrantes. El Gobierno de Gentiloni quiere cambiar la regla, pero el trámite puede llevar tiempo. Para romper con ese automatismo que deriva a territorio italiano todas las embarcaciones 'aunque hayan sido interceptadas en aguas internacionales o de otro país', Roma ha pedido especialmente a Madrid que ofrezca algunos puertos. Las autoridades italianas tienen en mente a los barcos gestionados por ONG, muchos de ellos españoles o franceses, que podrían cambiar el procedimiento de desembarco más fácilmente que las misiones europeas.

Fuentes diplomáticas españolas recuerdan que España ya se hace cargo de los inmigrantes que llegan a sus costas procedentes de Marruecos, Argelia y la costa atlántica africana, aunque en un volumen muchísimo menor que Italia. La apertura de puertos a estos inmigrantes obligaría a establecer hotspots (puntos de clasificación y atención a los rescatados) como los habilitados en Italia y Grecia y recuerdan que, a pesar de que el 90% de ellos son inmigrantes económicos sin derecho de asilo, devolverlos a sus países de origen resulta muy complejo, ya que la mayoría están indocumentados.Además, la situación de Libia, un país sumido en el caos desde la caída del régimen de Gadafi en 2011, no es comparable a la de Turquía.